Clementinas

La importancia de las pruebas y control de calidad de las clementinas

Mandarinas, clementinas, tangerinas, satsumas… vamos a aclarar esto, de una vez por todas. Aunque las clementinas se parecen a otros tipos de frutas cítricas segmentadas, como las tangerinas y satsumas, la clementina es su propio híbrido natural y espontáneo. Las clementinas se pueden reconocer por su forma, ligeramente más ancha que alta. Hay tres tipos: sin semillas, que tienen hasta 10 semillas, y clementinas monreal, que tienen más de 10 semillas internas.

En comparación con otras frutas cítricas, las clementinas no necesitan tanto calor, lo que las hace más duras y robustas, aptas para cultivo en condiciones adversas. Las clementinas que provienen de las regiones más calientes del mundo, como África, California y la cuenca del Mediterráneo, fructifican temprano en la temporada, y tienen sabor de mejor calidad y mayor tamaño.

Para ofrecer a los consumidores la mejor calidad posible, se deben implementar controles en el campo, desde las primeras etapas. Los agricultores deben tener cuidado con las plagas, el control de la temperatura y el manejo. Los mayoristas deben considerar el transporte, humedad y las condiciones de almacenamiento, mientras que los minoristas deben tener en cuenta la vida útil, y los defectos, tanto visibles como internos. Igualmente, los nuevos casos de uso, como los mercados en línea, deben pensar en cómo recopilar más datos sobre la fruta. ¿Una sola solución para todos los que participan en la cadena de valor del control de calidad de la clementina? Ese es el sueño.

Defectos comunes de las clementinas

Los siguientes defectos son los que tienen mayor probabilidad de afectar la calidad de las clementinas en toda la cadena de suministro:

Daño por manipulación

La piel de las clementinas se desprende fácilmente, por lo que es mejor cortar el tallo de la fruta en vez de arrancarlas de la rama. Por supuesto, esto lleva más tiempo, pero si no se hace, pueden ocurrir fácilmente defectos.

Plagas

Los insectos que pueden ocasionar daños a la planta y a la fruta de la clementina incluyen los áfidos negros de los cítricos, el minador de hojas cítricas, trips, cocoideos, ácaros, chinches harinosas, e incluso los saltamontes. Los árboles jóvenes son particularmente susceptibles al no poder luchar contra estas infestaciones sin insecticidas.

Defectos en la piel

¿Puede identificar la razón subyacente de un defecto en la piel de una clementina? La lista incluye, entre otras manchas rojizas, cicatrices, piel hinchada o quebrada, magulladuras y manchas.

Magulladuras

Aunque las clementinas son más resistentes que otras frutas debido a su piel gruesa, siguen siendo fáciles de magullar durante el largo proceso entre la cosecha y la tienda. Estas magulladuras pueden ser cosméticas, o señal de sabor o calidad deficientes de la fruta.

Heridas abiertas

Las heridas abiertas puede conducir a que insectos, hongos y otras enfermedades ataquen las clementinas. Como los hongos y mohos se pueden propagar a toda la fruta en espacios cerrados, es importante detectarlos temprano.

Moho y pudrición

Algunas enfermedades que afectan los árboles de clementina son la pudrición de las raíces por Armillaria y Thielaviopsis basicola, que ocasionan que se caigan las hojas y afectan el crecimiento de las raíces. Además, la pudrición marrón de la fruta puede ser causada cuando el hongo Phytophthora ocasiona una infección, y esto ocurre más frecuente y comúnmente en las frutas cercanas al suelo. Además, es importante buscar manchas suaves y aguadas en la piel en las instalaciones de empaque, ya que puede ser síntoma de infección por penicillium y ocasionar moho azul o verde.

Suavidad

Si la clementina se torna suave, puede afectar los hábitos de compra del consumidor y afectar negativamente el sabor y la calidad de la fruta misma. Por esto, es muy importante considerar el manejo y la temperatura.

Franjas plateadas y manchas rojizas

Los defectos en la piel de las clementinas pueden afectar la negociaciones de precio y la demanda. Estos defectos pueden ocasionar manchas rojizas en la piel y marcas grisáceas en la superficie.

Nervaduras y rugosidad

Si la fruta tiene apariencia rugosa o con nervaduras, puede ser señal de desequilibrio de agua, o que la fruta está dura o demasiado madura. Conocer la naturaleza rugosa de la cosecha antes de tiempo es fundamental para definir el punto de precio.

Moho

La fumagina puede ser ocasionada por áfidos o cocoideos, que puede ser gris, marrón o negra. Estos insectos chupadores de floema excretan una melaza sobre la cual crece la fumagina. Se puede encontrar en las raíces, hojas y ramas.

Daño por congelamiento

Aunque los árboles de clementina más maduros pueden sobrevivir periodos de congelamiento, los más jóvenes y sus cosechas con frecuencia perecen. Las clementinas no necesitan condiciones tan calientes como otros cítricos, pero las temperaturas congeladas posiblemente dañen la cosecha.

Hinchadas y plegadas

La capa blanca esponjosa más interna de la piel en ocasiones se separa de la superficie exterior de los gajos de la fruta. Esto ocasiona una apariencia desigual en la superficie de la cáscara. Algunas partes de la superficie de la cáscara tienen apariencia inflada (hinchada) y otras abollada (plegada). Esto no necesariamente significa que la calidad disminuye inmediatamente, pero es importante saber qué buscar al examinar las frutas dañadas.

Datos interesantes sobre las clementinas

Atributos comunes para la evaluación de la calidad de las clementinas

Los siguientes atributos internos y externos son utilizados comúnmente para la evaluación de la calidad de las clementinas:

Color

Diámetro

Grados Brix

Acidez

Jugosidad

Semillas

Para conocer la lista completa de atributos que evalúa y las normas de calidad que actualmente recomienda la plataforma Clarifruit para cada uno, descargue ahora mismo nuestra aplicación gratuita.

La plataforma Clarifruit también se integra con tecnologías de terceros para evaluar los atributos internos del tomate. Conozca más aquí..

Ir arriba

Step into the future with digitized fresh produce quality assurance and control