Cerezas

La importancia de las pruebas y control de calidad de las cerezas

Puede que al mirarlas no parezca, pero las cerezas están relacionadas con las ciruelas, duraznos y nectarinas. También pertenecen a la familia de las rosas, ¡aunque no lo crea!

Optimizar el control de calidad y las pruebas de madurez de las cerezas se ha convertido en una tarea fundamental para todos los involucrados en la cadena de valor en el sector de los productos frescos, desde cultivadores y recolectores, hasta almacenes, minoristas, y consumidores. Si no se mejora el método de cultivo y cosecha de las cerezas, se genera mayor desperdicio y obstaculizamos el camino hacia una mayor productividad, rentabilidad y control.

Afortunadamente, la evaluación de las cerezas puede hacerse mucho más fácil, con nuestra herramienta para clasificar cerezas que ofrece una normalización simplificada para todo el proceso, utilizando nuestros algoritmos de análisis de datos mediante la plataforma Clarifruit.

Defectos comunes en el cultivo y cosecha de las cerezas

Los siguientes defectos son los que tienen mayor probabilidad de afectar la calidad de las cerezas en toda la cadena de suministro:

Sin pedúnculo

Cuando la cereza no tiene pedúnculo, la fruta pierde más agua y posteriormente puede ocasionar problemas en términos de sabor o madurez de la cereza.

Plagas

Hay muchas plagas de las que hay que cuidarse cuando se trata del control de calidad de las cerezas. Por ejemplo, aves, moscas de la fruta, manchas en las hojas, polillas y larvas.

Picaduras

Las pequeñas picaduras o abultamientos en la piel de las cerezas es un defecto postcosecha grave, que usualmente se desarrolla durante el almacenamiento.

Deformaciones

Pueden haber muchas razones por las cuales las cerezas pierden su forma rojiza o redonda, incluidas las plagas (daños por ácaros que se alimentan de la fruta), deficiencias nutricionales o toxicidades.

Defectos de color o palidez

Por lo general todos los problemas de color que surgen durante el cultivo y cosecha de las cerezas se deben a irregularidades de riego o la falta de nutrientes en el suelo. La profundidad del color también varía como resultado de diversos factores.

Daño por insectos

La mosca de la fruta de la cereza probablemente es el sospechoso más común cuando se trata de daños por insectos en el cerezo. También hay que buscar cicadélidos, áfidos, babosas y polillas.

Heridas sanadas

Que las heridas de la fruta sanen no siempre significa que todo está bien. En el caso de las cerezas, las moscas de la fruta pueden haber puesto huevos en el interior u otros hongos pueden haber dejado su marca dentro de la fruta.

Manchas

La decoloración o sobrecoloración de la piel de la cereza puede ser el resultado de manipulación indebida, maquinaria, clima o plagas. No siempre es fácil detectarla solo con el ojo humano.

Manchas rojizas

El problema se puede reconocer en la evaluación de la cereza por las distintivas franjas tipo óxido. Las manchas rojizas resultan de micro fracturas en la cutícula, la capa exterior de la epidermis de la fruta. Cuando la cutícula se agrieta, se forma una capa corchosa y suberizada en la piel de la fruta. Puede ser el resultado de problemas ambientales o tal vez daños causados por la maquinaria.

Deshidratación

La insuficiencia de agua es un problema para las frutas suaves como las cerezas. Las bayas secas también pueden ser ocasionadas por daños en la piel que conducen a la evaporación del agua.

Suavidad

La mejor manera de cosechar cerezas aún no se ha definido, pero si no se tiene cuidado, la manipulación puede causar ablandamiento, especialmente si las cerezas fueron cosechadas y manipuladas estando muy maduras.

Magulladuras

Las magulladuras son una parte normal de la vida cuando se trata de cultivar y cosechar cerezas, y pueden ocurrir en cualquier momento, desde que se cosechan hasta cuando los minoristas las venden.

Sobremadurez

Las cerezas excesivamente maduras tienen sabor deficiente y también pueden tener tallos arrugados y secos, o lucir mucho más opacas que el resto de la frutas.

Pudrición y descomposición

Cualquier producto fresco puede sufrir de pudrición y descomposición, y las cerezas no son la excepción. Tenga en cuenta que las manchas circulares de color marrón en el cerezo pueden ser una señal de podredumbre parda, una forma grave de pudrición.

Heridas abiertas

Las heridas pueden ocurrir en cualquier etapa, como resultado de daños mecánicos, causas naturales, o incluso, manipulación indebida. Una vez que la fruta sufre una herida, otros generadores de daño oportunistas, como los insectos y los hongos, pueden atacar fácilmente la cereza.

Bayas abiertas

Si encuentra una abertura en la piel de la fruta al cultivar o cosechar cerezas, probablemente se le puede atribuir a demasiada agua.

Aguadas

Si la fruta no recibe la aplicación de fungicida adecuada antes de la cosecha, se lava y selecciona deficientemente, los microorganismos de la descomposición pueden ocasionar problemas durante el almacenamiento postcosecha y algunas de las enzimas que producen pueden destruir las estructuras extracelulares de la fruta. Como resultado, el tejido descompuesto de la fruta será aguado y suave, e incluso puede oler como vinagre.

Atributos comunes en el cultivo y cosecha de cerezas

Los siguientes atributos internos y externos son utilizados comúnmente para la evaluación de la calidad de las cerezas:

Color

Diámetro

Grados Brix

Color del tallo

Firmeza

Para conocer la lista completa de atributos que evalúa y las normas de calidad que actualmente recomienda la plataforma Clarifruit para cada uno, descargue ahora mismo nuestra aplicación gratuita.

La plataforma Clarifruit también se integra con tecnologías de terceros para evaluar los atributos internos del tomate. Conozca más aquí.

Temporadas para el cultivo de cereza en los hemisferios norte y sur

Hemisferio Jan Feb Mar Apr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dec
Norte
Sur

Scroll left to see the growing seasons table

Ir arriba

Step into the future with digitized fresh produce quality assurance and control